aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies propias y de terceros y tecnologías similares.
Al navegar estás aceptando nuestra politica de cookies y LOPD
Como establece la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), Cannabis Nature.com informa a los usuarios de su sitio web que los datos personales introducidos en la web, serán incluidos en un fichero automatizado bajo la responsabilidad de CannabisNature.com, con la finalidad de poder cumplir, facilitar y finalizar los compromisos establecidos entre ambas partes.

Categorías

Información

Novedades

Marcas

Sin marcas

ETAPA VEGETAL DE UNA PLANTA DE MARIHUANA

ETAPA VEGETAL DE UNA PLANTA DE MARIHUANA

En esta etapa es cuando usted empieza a ver realmente los resultados de su trabajo y dedicación. La planta produce mucho más follaje porque ahora es capaz de absorber y procesar una cantidad mucho mayor de dióxido de carbono y otros nutrientes. Durante la etapa vegetativa de crecimiento, las raíces seguirán expandiéndose y la planta crecerá mucho más y más rápido, una planta sana de marihuana puede crecer hasta 5 centímetros en un solo día.

La duración de la fase vegetativa se controla principalmente por la exposición a la luz. Si usted está cultivando al aire libre, esto significa que dependerá la parte del mundo se encuentre. O si usted cultiva en interiores tiene que manejar con mucho cuidado la iluminación de su planta.

En esta fase, la planta desarrolla las hojas y tallos. Rápidamente produce una estructura sólida para que pueda llevar los  pesados cogollos. El cannabis crece más alto y nuevas capas de hojas se agregan. En este momento, debería  ser capaz de notar la diferencia entre las variedades de cannabis según las ramas laterales vayan alcanzando su máximo.

La temperatura debe estar entre 20 y 25 grados, con humedad de 50% a 70%, luz blanca permanente  por lo menos 18 horas al día y fertilizante  con nitrógeno.

La fase final de la planta de cannabis es la más importante para los productores y cultivadores. El estado de floración se produce, y la planta se vuelve sexualmente madura. Las plantas de cannabis macho generalmente maduran antes que las plantas femeninas, a veces hasta un par de semanas antes.

Cuando la planta llega a la etapa de floración, comenzará a producir grandes cantidades de resina pegajosa en el exterior de las hojas y en los brotes. Estas concentraciones de resina contienen los porcentajes más altos de THC (tetrahidrocannabinol) que encontrará en la planta.

La potencia específica de su planta (el porcentaje de THC) se determinará por la cantidad de tiempo que una planta ha pasado a la etapa de floración. También depende de si la planta ha sido polinizada.

La duración de la etapa de floración puede variar dependiendo de qué cepa de cannabis se está trabajando y cuánto control tiene sobre el entorno en crecimiento. La duración  para la mayoría de las cepas de marihuana se encuentra  entre 6 a 10 semanas.

Para llevar un trabajo más profesional, puede dividir la etapa de floración en dos secciones diferentes.

 Primero en la fase de pre-floración que ocurre justo después de que su planta termine la etapa vegetativa. La tasa de desarrollo de la planta aumenta dramáticamente y los entrenudos se hacen más cortos para que puedan formar una planta más fuerte que aguante los cogollos. Un entrenudo es la distancia en un tallo entre un nudo que define un nivel de hojas a otro nudo.

Durante este tiempo, la temperatura debe permanecer entre 20-25 grados, con humedad de 50% a 70%, un ciclo de luz de 12 horas de iluminación naranja a roja por día y fertilizante con nitrógeno. La estructura de las yemas de cannabis debería estar casi lista después de la fase de pre-floración que debe durar alrededor de dos semanas. El desarrollo seguirá aumentando, pero con menor rapidez y los primeros brotes aparecerán.

 

 En la segunda  fase, la marihuana está floreada y dejará de crecer. La planta invierte todo en el crecimiento de sus yemas y obtiene una estructura más gruesa. Los brotes son pesados, cubiertos de resina y se puede oler. Algunos pistilos se vuelven marrones y algunas hojas grandes en la parte inferior se vuelven amarillas.

En este momento, la temperatura debe permanecer entre 20-25 grados, con una humedad alrededor del 50%. Debe haber un ciclo de luz de 12 horas de iluminación naranja-rojo por día y una gran cantidad de fertilizante con potasio y fósforo en cantidades normales, aquí debe dejar de utilizar los fertilizantes con nitrógeno

10 días antes de que la planta llegue a madurar  debe parar para fertilizar su planta. Identifique la madurez cuando los brotes tengan una estructura más gruesa, sean más resinosos y despidan mayor olor. Los pistilos se vuelven marrones, las hojas grandes se vuelven amarillas, los brotes se expanden y ganan peso.

Puede que desee que su etapa de floración dure más tiempo, pero la planta de marihuana demasiado madura deja de tener el valor medicinal por qué se va deteriorando, en la fase de la planta demasiado madura el tallo de va haciendo más grueso y las hojas se vuelven amarillas y se caen.

Cada fase en el proceso de crecimiento de la planta de cannabis tiene sus propios factores ambientales específicos tales como porcentaje de humedad, fertilización, ciclo de luz y temperatura. Todas estas indicaciones deben ser seguidas en orden si se desea obtener una buena cosecha y garantizar un buen uso.