aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies propias y de terceros y tecnologías similares.
Al navegar estás aceptando nuestra politica de cookies y LOPD
Como establece la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), Cannabis Nature.com informa a los usuarios de su sitio web que los datos personales introducidos en la web, serán incluidos en un fichero automatizado bajo la responsabilidad de CannabisNature.com, con la finalidad de poder cumplir, facilitar y finalizar los compromisos establecidos entre ambas partes.

Categorías

Información

¡Lo más vendido!

Novedades

Marcas

Sin marcas

PAPEL Y POSIBILIDADES DE LOS CANNABINOIDES EN EL CONTROL DE LA PRESIÓN ARTERIAL

Publicado de
PAPEL Y POSIBILIDADES DE LOS CANNABINOIDES EN EL CONTROL DE LA PRESIÓN ARTERIAL

PAPEL Y POSIBILIDADES DE LOS CANNABINOIDES EN EL CONTROL DE LA PRESIÓN ARTERIAL

Desde que se iniciaran «en serio» las investigaciones sobre los compuestos cannabinoides, hace unes décadas, la ciencia no ha dejado de descubrir nuevas propiedades de estos compuestos y su aplicación al tratamiento de diversas enfermedades. Todo ello basado en la habilidad de estos compuestos para acoplarse a los receptores del sistema cannabinoide humano, una función vital del organismo humano. Y de producir todo tipo de respuestas, l a mayoría positivas. Entre ellas, una que es vital: la respuesta del sistema inmunitario, implicado en muchas enfermedades cuando es anómala.

Diabetes, anorexia, epilepsia, distintos tipos de enfermedades (incluido el cáncer) puede beneficiarse de un tratamiento complementario con cannabinoides de origen y administración exógena. Las investigaciones siguen su curso; pese a que los efectos de plantas como el cannabis sativa se conocían desde la antigüedad, los científicos siguen estudiando su modo exacto de actuación con el fin de conseguir tratamientos mejores, y más efectivos.

PRESIÓN ARTERIAL

Al hablar de presión arterial, o al tomárnosla, siempre obtenemos dos números. Uno, el mayor, corresponde a la llamada presión sistólica que es la presión presente en las arterias como consecuencia de los latidos del corazón; lo que mide es la fuerza con la que trabaja el corazón en su función de bombeo de la sangre a todo el cuerpo.

La diastólica, el número más bajo de la lectura corresponde a la presión que ejerce la sangre sobre las paredes de los vasos sanguíneos, en los intervalos entre latido y latido.

Para tener una presión saludable no basta con que las dos cifras, por separado, sean «correctas», también es preciso un equilibrio entre ambas. En general presiones sistólicas por encima de 120 se consideran excesivas (con peligro de causar infartos o apoplejías, entre otros. De todas formas, una correcta interpretación de los resultados de la medición también debe tener en cuenta la edad y circunstancias del individuo (por ejemplo, en ocasiones, el paciente, al estar sometido a la prueba médica se pone nervioso, por la misma prueba y por los resultados, y esto hará que su corazón lata más de prisa y que los resultados sean más altos). La interpretación de los resultados corresponde a su facultativo.

CBD E HIPERTENSIÓN

Como hemos dicho, estar hipertenso es negativo y expone a problemas y accidentes vasculares. Hay un sinfín de medidas no-medicamentosas, simplemente, de estilo de vida saludable que ayudan a equilibrar la tensión arterial: no fumar, una dieta sana, hacer ejercicio, controlar el peso corporal, evitar el estrés en la medida de lo posible y limitar la ingesta de alcohol, sal y cafeína.

En lo que hace a los tratamientos médicos, según los casos se usan principalmente diuréticos y beta-bloqueadores. Los primeros ayudan al riñón a eliminar la sal y los segundos abren los vasos sanguíneos y enlentecen un poco los latidos del corazón. También los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina relajan los vasos sanguíneos, lo cual reduce la presión arterial. Todos estos medicamentos vienen con su cohorte de posibles efectos secundarios: mareos, disfunción eréctil, insomnio, entre otros.

CBD, HTC E HIPERTENSIÓN

En cuanto a los productos naturales del cannabis sativa, se sabe que la marihuana tiene algunos efectos vasodilatadores que serían beneficiosos en casos de hipertensión. No obstante, al mismo tiempo también puede provocar taquicardia (aumento anormal del ritmo de trabajo del corazón) por lo que no se recomienda el uso de la marihuana para este fin concreto. Lo que se gana por un lado, se pierde por el otro.

Sin embargo, a tenor de investigaciones recientes, otro componente del cannabis (y también del cáñamo industrial) el CBD también podría provocar la vasodilatación beneficiosa, sin efectos psicoactivos ni de taquicardia paralelos. En este estudio, que se llevó a cabo en la Universidad de Nottingham (Reino Unido), con 9 voluntarios a los que se sometió a un cierto estrés (con la consecuencia de una subida de presión) y a los que luego se les suministraron 600miligramos de cannabidiol (CBD). En todos los casos se produjo una corrección de la hipertensión. Este experimento y sus resultados han suscitado un enorme interés, y estos experimentos se están replicando.

Mientras tanto, no obstante, el CBD, al ser un producto natural catalogado como complemento nutricional y al carecer de los efectos psicoactivos del THC, y por tanto, ser legal, ya está disponible para aquellos que quieran animarse a probar una posible mejora de sus niveles de tensión arterial. Dos cosas quedan claras: por un lado el CBD no tiene efectos secundarios de importancia y, por la otra, las propiedades vasodilatadoras, hemodinámicas y anti-inflamatorias del CBD son ya un hecho establecido.

Dejar un comentario

Dejar una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No se Publica)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario: